lunes, 20 de junio de 2016

Tutú romántico largo. Festival de fin de curso de Ballet

Se ha acabado el curso y con él llegan las jornadas de puertas abiertas y los festivales. Y algunos festivales nos hacen ponernos las pilas...

Sí, en esta ocasión nos hemos currado el festival de Ballet. No, las madres no bailamos, pero hemos vestido a las niñas, de arriba a abajo.


Este año han bailado un vals, con lo que el tutú era de categoría. Largo y románico. 

Para ello me puse manos a la obra. 

Tenía claro que para un tutú tenía que ser "Falda plato", redonda. Siendo el tul de 150 cm de ancho, nos daba. Me recomendaron tul medio, y 4 capas, así que compré 6 m de tul.

Para cortar el "plato" me hice con una cartulina donde dibujé los círculos.


El primer corte lo dí al máximo, con 75 cm de radio, por seguridad. Necesitaba probar cómo cortar el tul. Por cierto, un lujo cortarlo con el cúter rotatorio.

Para el segundo, la cintura, cogí san Google y me puse a repasar geometría (recordaba la fórmula!! Pero para asegurar) Para el contorno de cintura de mi hija, necesitaba el radio a cortar.

Y sí:           Diámetro  = 2 Pi x radio           Así que corté 11 cm de radio, para un contorno de cintura de 70 cm (con holgura). Y conseguí una falda de 64 cm de largo.

Aquí llegamos a la primera prueba, donde evidencié que sí, que la falda era larga. Tenía que llegar al tobillo, por encima, viéndose el maléolo. 

De cadera a maléolo, eran 54 cm, así que quité 10 cm más de radio en la cintura. Así conseguí más contorno, con lo que quedaba más fruncido y más vuelo.

Los tules los cosí en una coma cerrada en la medida de su cintura, dividiendo en 4 partes y frunciendo. Así la falda podría ser independiente del mallot permitiéndome reutilizar ambas piezas.

El mallot blanco, por cierto, de Decathlon. Este nuevo modelo viene con costuras en el delantero, pero qué le vamos a hacer, las han iluminado de rosa y no se veían.

Con los tules cosidos, llegó la segunda prueba: Mallot y falda.

Ahora sí, perfecto, pero convenía sujetarlo un poquito, no vaya a ser que en pleno baile la falda baile sola. Y le puse 4 snaps transparentes. La cinta rosa ayudó a tapar todo. También sujetándola con 3 puntadas.

Ah! Se me olvidaba, otro par de detalles: fuera tirantes y las flores. Los tirantes los cambié por gomas transparentes, un tanto complicadas de coser, ya que no tienen demasiada elasticidad y si tiras mucho  se arrancan. Y las flores. Las cogimos en la academia, tres en el cuerpo y las demás distribuidas por la falda. La primera la cosí, pero me dí cuenta de que no tenía mucho sentido hacerlo, tenían un rabito de alambre muy práctico que utilicé para sujetarlo por el tul.



El resultado, espectacular, divina. Qué voy a decir yo, lo siento, no soy imparcial. El vestido lo he hecho yo, para mi hija. El mejor ;) (Y no es porque sea mio... LOL)









No hay comentarios:

Publicar un comentario